Mangana, Luna y Marte

La noche en que subí a la plaza de Mangana a ver los telescopios y la luna, pude hacer un vídeo y unas fotos. Una de ellas era realmente curiosa y me pareció oportuno hacerle este poema. Se trata de un soneto, pero hecho con versos de catorce sílabas (Alejandrinos)

Poema

Un soneto a los poemas, el hecho en sí de escribir y el resultado que se obtiene.

Apotropaico

Dicho de un rito, de un sacrificio, de una fórmula, etc… Que, por su carácter mágico, se cree que aleja el mal o propicia el bien. El término deriva del verbo griego αποτρέπειν (‘apotrépein’ = «alejarse»), y se relaciona con la necesidad psicológica de hallar cierta seguridad ante lo incierto y desconocido. Es común que esto se refleje haciendo juegos de palabras, circunloquios, perífrasis o eufemismos a fin de evitar ciertas palabras, especialmente las consideradas tabú.

Incendio

Se me incendió el aceite en la cocina. Se quemó la campana y se formó un lío terrible cuando llamé al 112 y se desplegó el operativo con municipales, ambulancias y demás. No pasó nada grave porque yo apagué el fuego, pero pudo pasar. Luego mis vecinos me gastaban bromas con mi afición a poner en verso cualquiera acontecimiento, así que aquí está mi poema al incendio.