Mangana, Luna y Marte

La noche en que subí a la plaza de Mangana a ver los telescopios y la luna, pude hacer un vídeo y unas fotos. Una de ellas era realmente curiosa y me pareció oportuno hacerle este poema. Se trata de un soneto, pero hecho con versos de catorce sílabas (Alejandrinos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *