Papel en blanco

Se me ocurrió trabajar sobre la estrofa llamada décima espinela y me coloqué frente a la pantalla del ordenador. Entonces empecé a pensar y, como no se me ocurría nada, busqué una música para acompañarme. Entonces encontré la guitarra de Barrios, y todo empezó a salir del teclado. Me encanta esa música y con ella he escrito todo esto.