Teatro

Un soneto para mi afición más actual y no por eso más nueva. Nuestros profesores dicen que no hay que decir nunca ¡Qué difícil! si no ¡qué apasionante!, de modo que con esos mimbres he armado este soneto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *