Melancolía

Cuando la mañana se presenta lluviosa salen poemas un poco tristones. Hoy ha sido uno de esos días.

De primera

Un desahogo en dos poemas, sobre el poco aprecio a la gente que trabaja en su humilde idea de hacer poesía, con todo lo que ello lleva aparejado. El afán de destacar y la necesidad de plantearse de nuevo las expectativas de reconocimiento, en una sociedad llena de prejuicios y malas praxis.

Vestidos para una dama

Dedicado a E. Morales. El grupo del Aula Poética le hace un homenaje el día 19 de febrero y para inspirarme he estado informándome sobre su obra. Me llamó la atención este grupo de óleos, y así ha salido este soneto.

Mangana, Luna y Marte

La noche en que subí a la plaza de Mangana a ver los telescopios y la luna, pude hacer un vídeo y unas fotos. Una de ellas era realmente curiosa y me pareció oportuno hacerle este poema. Se trata de un soneto, pero hecho con versos de catorce sílabas (Alejandrinos)

Apotropaico

Dicho de un rito, de un sacrificio, de una fórmula, etc… Que, por su carácter mágico, se cree que aleja el mal o propicia el bien. El término deriva del verbo griego αποτρέπειν (‘apotrépein’ = «alejarse»), y se relaciona con la necesidad psicológica de hallar cierta seguridad ante lo incierto y desconocido. Es común que esto se refleje haciendo juegos de palabras, circunloquios, perífrasis o eufemismos a fin de evitar ciertas palabras, especialmente las consideradas tabú.